domingo, 23 de febrero de 2014

LAS COSAS CLARAS Y EL CHOCOLATE ESPESO

Después de una semana laboralmente agotadora he llegado a una conclusión muy sencilla... Llevo 2 meses con jornada de 30 horas, COBRANDO POR TRABAJAR 30 HORAS, y pendiente del trabajo las 24 horas del día, sábados, domingos y festivos, soñando con el trabajo, de mal humor, sin ganas de estar con mis hijos... CONCLUSION: SOY GILIPOLLAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Solución: hace una semana me anunciaron que me apartaban de mis funciones actuales y me pillé un rebote del copón... Una semana después pienso "pero soy tonta!!!!, voy a empezar a disfrutar de verdad de mi jornada reducida y mi tiempo libre, QUE ES LO QUE YO QUIERO!!!!!!" A veces los árboles impiden ver el bosque... a veces estás tan inmersa en la rutina diaria que no te paras a reflexionar y pensar que eso no es lo que quieres... HASTA QUE LO HACES!!!!!

martes, 18 de febrero de 2014

UN CORTO QUE LLENA EL CORAZON

El corto se llama "Cuerdas". Buscadlo en Youtube!

viernes, 14 de febrero de 2014

SE ACABÓ LA FELICIDAD LABORAL

Como conté en mi anterior post tras casi 12 años en la misma empresa y haber tocado muchos palos... estaba absolutamente a gusto en mi actual puesto... pues nada, ¡mi gozo en un pozo! 
Me han dado el San Valentín desde luego... aunque prefiero que haya sido en un viernes porque si hubiera sido el lunes la semana habría sido insoportable...
Pues nada, explicación: que con mi actual jornada de 30 horas no llego a mis funciones actuales... cosa que yo dije desde un principio, pero no para que me apartaran de este puesto sino para que me pusieran a alguien de apoyo... pues nada, mejor se lo dan a otro compañero que no tiene ni idea ni la va a tener, ni actitudes, ni condiciones para el puesto... He llorado un poco: son muchas personas con las que he entrado en contacto y que me han aportado mucho a nivel humano... y modestia aparte, sé que van a perder con el cambio.
¿Y qué voy a hacer yo? Pues básicamente lo que hacía hace 4 años... temas que tengo muy trillados y que apenas me exigirán un poco de puesta al día... Pero hablando con toda sinceridad: VOLVER AL PASADO ME ABURRE SOBERANAMENTE!!!!!!!!!!! Cambiar de actividad me había reactivado laboralmente, me había dado nuevas ideas, nuevos retos... y ahora volver a lo conocido, al mismo "rollo" de tantos años...
La verdad es que estoy bastante chof, desanimada, desilusionada... Sé que debería pensar en positivo, porque hay una parte positiva: VOY A TENER MUCHISIMO MENOS TRABAJO!, nada de llamadas a las 11 de la noche ni de problemas por resolver a cualquier hora...
¿¿¿Consejos???

martes, 4 de febrero de 2014

BALANCE VITAL

Recuerdo cuando escribía sobre mis viajes, mis "problemas" laborales... cosas de la vida cotidiana de cualquier persona... Hace más de 4 años dejé de escribir "de mí" para escribir "de mí con mis peques". 
SOY FELIZ, sí, soy feliz. He vuelto al trabajo después de casi 4 años fuera y tengo la inmensa suerte de que trabajo sólo 30 horas a la semana (tenía y tengo claro que el trabajo es sólo una parte de mi vida, y no la más importante) y, además, que después de casi 12 años trabajando en el mismo sitio mis nuevas responsabilidades son las que más me han llenado desde que empecé. 
SOY FELIZ. Ante todo y sobre todo porque veo a mis peques ya creciditos, con personalidad, ideas y gustos propios... Miro atrás y veo tantas horas de hospital, tantas operaciones, tantas lágrimas, tanto dolor... Y oigo ahora mismo a mi Vera jugar en el salón, hablar, discutir y pelearse con José y sé que ESTO ES LA FELICIDAD. 
No sé qué me depara el futuro... Desearía aparte de ser feliz como madre y como trabajadora, serlo también en el plano amoroso, que no lo soy porque en este tortuoso camino descubrí que el padre de mis hijos no estaba a la altura de las circunstancias, o al menos no como esperaba y necesitaba yo... Y en algún momento, o seguramente en la suma de muchos, el amor que sentía por él se apagó definitiamente... Hace mucho que somos 2 extraños que vivimos bajo el mismo techo... No me apetece hablar con él ni compartir nada ni a nivel físico ni espiritual ni intelectual... Cuando el amor desaparece queda poco, en este caso para mí lo único es el nexo de unión de nuestros hijos, y muchas veces ni siquiera eso, porque tenemos formas casi opuestas de entender su educación y cómo deben criarse. Yo pongo siempre por encima el amor, el cariño y la comprensión, siendo por otra parte firme cuando considero que debo serlo... Su padre cree en la educación de hace 50 años: palos, gritos y hablar y comprender poco... Evidentemente en este aspecto de mi vida soy ABSOLUTAMENTE INFELIZ. Echo de menos tener a alguien en quien apoyarme y con quien compartir la felicidad que siento... y por qué no admitirlo, echo de menos alguien a quien abrazar, besar y que me haga sentir viva...