miércoles, 30 de marzo de 2011

UNA MAMA SOLA

En primer lugar, os pido perdón por tantos días de silencio: ni a vosotros ni a mí nos han sentado bien. LO MAS IMPORTANTE: Vera está bien, seguimos en planta en Málaga. Su evolución es buena: los trombos han disminuido de tamaño, su operación bien, ha tenido unas décimas de fiebre que no han ido a más, ayer le quitaron la vía y el antibiótico, y paulativamente le van quitando/ bajando la medicación. La semana pasada me dijo la cardióloga que, si todo iba bien con su corazón, esta semana la trasladarían al hospital de Almería, para que allí siguieran el tema de su alimentación (sigue sin comer casi nada por boca), que es secundario, pero por supuesto importante (a ningún enfermo le dan el alta del hospital si no come). Por lo demás cada día está un poco más fuerte, más risueña (a ratos me regala una sonrisa tímida... qué ganas tengo de oirla de nuevo reir con ganas!!!!!), se queda sentada y de pie un buen rato (aún no tiene fuerzas para hacer esos movimientos ella sola, como antes, pero todo se andará). Va cogiendo peso poco a poco, pues lo que os conté de que había engordado 200 gramos tras la operación fue un error de la báscula, como yo ya creía... Ayer recuperó su peso de antes de la operación: 7,140 kg... el tema de seguir sin quitarle la sonda es que ingiera el mayor número de calorías posible para que su cuerpo afronte sus "nuevos retos" (todo el cambio de su sistema circulatorio) con las mayores fuerzas. Hoy tenía bastantes mocos y tos, así que el médico le ha mandado una radiografía, por si los "podridos" de sus papas le hemos pegado el catarro, que esperemos que no. Hasta ahí todas las buenas noticias, QUE NO SON POCAS, y a partir de aquí, todo lo malo, que me temo ha sido y es mucho (de ahí mi silencio). Por dónde empiezo? Lo mejor será por orden. El jueves de la semana pasada fui al médico del centro de salud porque estaba fatal del catarro, y me dijo que tenía bronquitis. Tratamiento: sobres, aerosol y antibiótico. El jueves y el viernes estuve malísima, el viernes en particular casi tol día acostá, pero ahora estoy mejor (hoy he terminado el antibiótico), aunque a ratos tengo una tos de perro que no sé yo... he pedido cita de nuevo para el jueves, por si no me encuentro mejor. El viernes precisamente, estando yo mala malísima, el papa en el hospital con Vera y mi madre atendiendo a José, a partir de las 7 de la tarde José empezó a llorar y llorar, y casi no paró hasta el día siguiente, cuando él casi nunca llora. Yo pensé que su bronquitis había ido a más, así que el sábado por la mañana lo llevé a urgencias, y ale, otitis!!!! Con razón lloraba el pobre, del dolor de oídos! Tratamiento: antibiótico durante una semana y Apiretal si tiene fiebre o está molesto. Enseguida se mejoró, aunque de momento ha perdido su gran apetito, ahora apenas toma medio yogur, media papilla... bueno, nadie tiene hambre cuando está convaleciente, no? Suma y sigue. El sábado, tras llevar a José al médico y comprarle sus medicinas, tira pal hospital... donde me encuentro al papá malo malísimo con un catarro del copón y que casi no puede moverse (cualquier enfermedad "adicional", por pequeña que sea, agrava su esclerosis múltiple). Tan mal estaba que tuve que dejar a Vera sola y acompañarlo hasta casa en un taxi. En vista de la situación decido quedarme en el hospital con Vera "hasta que el cuerpo aguante" porque yo sabía que lo del papi no era cuestión de un día... Menos mal que al papá se le encendió la bombilla y echó mano de su familia, que la verdad respondieron muy bien. El domingo vino para quedarse con Vera una sobrina, de manera que yo pudiera descansar, y esta mañana ha venido otra sobrina a relevar a la anterior, que si seguimos aquí volverá el jueves. Las 2 son un primor, tratan a mi Vera con mucho cariño, la cuidan muy bien, y hasta han conseguido que coma más biberón con ellas que conmigo (la confianza da asco, ya se sabe). Aún estando ellas yo paso bastantes horas en el hospital, esperando para hablar con el médico y por supuesto acunando y queriendo a mi niña, además de que así ellas pueden salir a despejarse un poco. Ay, a veces la familia sí está ahí cuando se la necesita, lo cual es sin duda maravilloso!!!! El sábado está previsto que vengan otros familiares. Pero no se vayan todavía que aún hay más!!!!! (aunque no os lo creáis). Ayer el papi cada vez peor y peor, hasta el punto de quedarse sin poder moverse ni poco ni mucho ni ná. Solución: llamada a emergencias, que en principio le dijeron que se tomara 2 Nolotil y listo... pero como no mejoraba nada llamamos de nuevo y mandaron una ambulancia... Llegada al Hospital Carlos Haya... y esto de verdad merece un capítulo aparte. Prometo por lo más sagrado no volver a quejarme de mi querido Hospital Torrecárdenas de Almería!!!!, porque lo que allí tenemos es lujo!!!! No dudo que el Carlos Haya sea un gran hospital en conjunto, pero las urgencias son tercermundistas tipo Angola (con perdón de los angoleños). Yo no había visto ni espero volver a ver cosa semejante: todo los pacientes apiñados en una sala minúscula (en sillones, silla de suedas y camillas), en el extremo de esa sala 2 enfermeras tomando los datos tras llamarte a grito pelao, te toman la tensión y la temperatura allí mismo, luego viene un médico llamando también a grito pelao y con un papel en la mano donde tiene apuntaos los nombres de los pacientes con bolígrafo, donde estés y delante de tos los demás enfermos te pregunta tu historia... tras un largo rato otro médico entra en la sala de nuevo gritando tu nombre, te pones en cola junto con el médico delante de una puerta pues ha de salir de esa habitación el médico y el paciente que hay para poder pasar tú. Ahí te crees durante unos segundos que has vuelto al "primer mundo", pues gozas de un poco de intimidad y el médico te dice que te van a hacer análisis y pruebas... gran error! pasas a otra sala etestada de gente, igual de pequeña o más que la anterior, donde te encuentras a los mismos, pero más cansados... ah, habíamos dicho análisis???? fulanico de tal???? (de nuevo a grito pelao, no conocerá esta gente medios de comunicación más modernos????), enga, que le voy a sacar sangre, y allí de nuevo, delante de tol personal se trae su aguja y su mieja de algodón y te saca tu sangre... ale, ahora sáquese usted la churrina y hága un pis en este bote... a estas alturas claro, el papi no tuvo inconveniente en sacase la susodicha porque hace rato que habíamos perdío tos la vergüenza... Tras 2 horas de larga espera en un rincón de la sala te llaman (última vez que lo digo: a voces!) y en una bonita habitación 3 médicas nos comunican que el papi tiene neumonía: ala, premio gordo pa nosotros!!!!!!! La verdad es que el papá insistió en que le diesen una pastilla e irse, pero esta mami le hizo entrar en razón: de qué me sirve tenerlo en casa malo si no puedo atenderle ni el puede ayudarme con Vera? Así que lo dejé casi a medianoche colocaico en su habitación y diciéndole que si se ponía pa morise que me avisara alguien, porque yo tenía que irme a descansar (ni mi cuerpo ni mi mente daban pa más) y estar en el hospital con Vera a primera hora... Resultado: papi en un hospital y Vera en otro, 2 ingresos a la vez, en una ciudad extraña, sin nadie de quien echar mano (excepto las benditas sobris) son demasiados... De camino al piso en el taxi tomé la decisión de que mi mama se volviera a casa con José, pues allí ella estaría mejor y José también porque yo no iba a poder atenderlo en nada... DE NUEVO CAMBIO DE PLANES: me encuentro a mi mama mala malísima con un super catarro que no puede con su alma, aunque ella me dice que puede cuidar al niño perfectamente... La decisión más difícil: tras haber luchado desde el principio contra viento y marea, finalmente la familia ha tenido que separarse. He enviado a mi madre a casa para que se recupere, con los familiares que han venido a traer a la sobrna del papi hoy... y a José lo he colocado con unos amigos de toda confianza de Córdoba, que han venido esta tarde a recogerlo... Creo que he tomado la decisión correcta, pero qué difícil!!!! No he parado de llorar antes de que se fuera José... sé que va a estar maravillosamente atendido, pero es la primera vez que lo dejo con alguien que no es mi madre, lejos de mi casa... y el pobre lo que sabe, cuando han llegado estos amigos a ratos no paraba de llorar... Así que, como dice el título de este post, esta noche la voy a pasar por primera vez desde que nacieron Vera y José, o sea, desde hace 16 meses, sola, sin bebés y sin papi, sola y monda con mi silencio y mis pensamientos en este piso de alquiler... Dios, qué sensación más horrible llegar a casa esta tarde tras ver marchar a José y ver sus juguetes tirados en el suelo, los restos de la comida que le he dado a mediodía... para soportarlo me he puesto a ordenar el piso, y luego he salido a tomar algo fuera, el techo se me caía encima... Y hasta aquí la crónica resumida, muy resumida (aunque no lo creáis) de estos días. De nuevo perdón por mi silencio, pero de verdad no podía... que me perdonen todos los malagueños, pero qué asco le tengo a esta ciudad!!!!!! es que aquí no me puede pasar nada bueno??????? Bueno, no seamos injustos, por el Hospital Materno-Infantil tengo a mi Vera, que es lo más importante, todos los demás "accidentes" no son nada comparado con ese hecho... Gracias siempre por estar ahí... me voy a dormir (aunque sé que no podré viendo la cuna vacía de mi José y sin oir su respiración).

9 comentarios:

pekeña dijo...

tengo un nudo en la garganta que no sabes, es increible lo que te pasa y sigues de pie, te admiro y te repeto como mujer y como madre.

Te puedo decir muchas cosas pero me quedaria corta, te deseo mucha fortaleza y mucha suerte.

la MaLquEridA dijo...

No te preocupes por no avisarnos que pasa, lo importante es que ustedes estén bien.

Vaya que han pasado cosas pero no creo que pase ya nada más así que quédate tranquila y trata de dormir todo lo que puedas, necesitas descansar.


Un beso.

Ana dijo...

Sé positiva, después de tan mala suerte, imposible que pase algo más. Lo importante es que Vera se va recuperando y que TU sigas aguantando como una campeona.
Y no te preocupes por José, enseguida se acostubran y al final hasta se lo pasará bien con tus amigos, todo será nuevo para el y estará entretenido.

Te deseo lo mejor y muchos ánimos, ya quedó más para salir de ahí ;)
Un besazo

susana dijo...

Me alegro de que tengáis tan buenos amigos y familiares. Que os mejoréis enseguida. Un beso.

Ellyllon dijo...

Virgen de la teta al hombro!!!!
¿qué más puede pasar?
Pos me callaré que no quiero ser cizañera!

Ánimo y recupera esa salud todos!!!!

Y tranquila, ese José está el tío más pancho que ná y super entretenío!

Un besazo
Elly

Uma dijo...

Venga animo!!!
mil besos

aunqueyonoescriba dijo...

cielo es duro, pero sabes que es lo mejor, en unos días tu madre estará repuesta, tu marido en casa y Vera con fuerzas. Estos días han sido horribles, pero a partir de hoy todo irá mejor, seguro.

besos!

Tita dijo...

¡Madre mía hija, qué odisea! tienes el cielo ganado. Cuidaté mucho, y las decisiones que has tomado, no lo dudes, ¡las mejores!

Animo y adelante, seguiré pensando y rezando por vosotros. Cada vez falta menos para estar todos juntos, en casa y olvidando estos horribles días

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola corazónes¡¡ como va todo? espero que muy bien.
y que ya os hayais instalado en casita
y de que Vera ya coma un poquito
sabeis que no dejo de pensar en vosotros¡¡
os mando todo mi cariño
besitos a Vera y a Jose...
antonia