domingo, 25 de enero de 2009

ANOTHER DAY IN PARADISE?

Estoy triste... no es la palabra, quizá melancólica... o seguramente es que es domingo por la tarde, mañana toca volver a la cruda realidad... y no tengo que pocas ni muchas ni ningunas ganas!!!!!

Este finde ha sido mu tranqui: mucho dormir, mucha siesta, bastante sexo, comer fuera, visitar a mi papi (con suerte a ver si mañana se va pa casa!), anoche cine ("Revolutionay Road": esperaba más, me decepcionó un poco), compras (no rebajas, sino cosas imprescindibles pa la casa).

Ayer precisamente en mi compra en el Lidl vivé 2 anécdotas que quiero compartir. En primer lugar, cuando aún estaba yo en la caja, una mujer se puso a gritarle como una energúmena a la otra porque se había supuestamente colado... no veas los gritos que daba! Menos mal que la otra no se respondió, si no se lian a tortas!!!! Y yo pensando, amos a ver, qué más dará esperar 5 minutos más que menos??? Si es que para algunas personas parece que cualquier excusa es buena para buscar pelea...

Pero lo que más me impactó fue que en el aparcamiento del Lidl había un señor pidiendo limosna. Hasta ahí de lo más normal, si no fuera porque el señor iba bien vestido, estaba muy rosadito, mediana edad... y tenía algo así como una tapadera en la mano para que le pusieras la limosna... pero estaba en una esquina entre los coches, como avergonzado de estar pidiendo y ni se dirigía a nadie ni miraba a quien pasaba... por una parte pensé "a este no le dan ni un duro hoy" pero por otra no pude dejar de sentir un escalofrío por dentro al pensar "debe dar mucha vergüenza tener que pedir y este hombre está tomando la postura más digna...".

REFLEXIÓN DEL DÍA: CUÁL CREES QUE ES LA DIFERENCIA ENTRE LAS PERSONAS QUE ESTÁN PIDIENDO EN LA CALLE Y LAS QUE PASAMOS A SU LADO?




Another Day In Paradise - Phil Collins
She calls out to the man on the streetsir, can you help me? Its cold and Ive nowhere to sleep,Is there somewhere you can tell me? He walks on, doesnt look backHe pretends he cant hear herStarts to whistle as he crosses the streetSeems embarrassed to be thereOh think twice, its another day forYou and me in paradiseOh think twice, its just another day for you,You and me in paradiseShe calls out to the man on the streetHe can see shes been cryingShes got blisters on the soles of her feetCant walk but shes tryingOh think twice...Oh lord, is there nothing more anybody can doOh lord, there must be something you can sayYou can tell from the lines on her faceYou can see that shes been thereProbably been moved on from every placecos she didnt fit in thereOh think twice...

16 comentarios:

ordago13 dijo...

oye es un tema genial este de phil collins¡¡¡¡


gracias por recordarmelo lo tendre que meter en mi programa¡¡


¿que tal si pones mi link en tu lista de blogs y yo hago los mismo con el tuyo?

infinitas gracias por visitarme


republica libertaria de las tortugas

codromix dijo...

pues yo odio a felipe collins me pone nervioso! jejeje
mira, los pobres que piden me dan muchisima pena porque es lo mas humillante que nos puede pasar, y lo peor es que nadie está libre de ello... yo si les veo con la actitud del señor de lidl asi como con vergüenza y humillacion siempre les doy, los que te piden pasta a gritos y tocando la flauta... es que ni les miro!!! bueno ,si, siempre les miro para decirles no con una sonrisa, porque no estoy libre de ...
lo de la gritona ,tienes razon, hay gente que sale a la calle con el cuchillo en los dientes. es esta sociedad tan agresiva que acaba contagiando
otro con nostalgia de domingo por la noche...

Estela dijo...

En primer lugar yo cuando veo una discusión y comienzan a chillar ME ENTRA UN MIEDO EN EL CUERPO QUE NO PUEDO SOPORTARLO... y la diferencia que hay entre el que pide limosna y el que pasa por su lado yo lo veo de una manera que me digo a mi misma.... NO PUEDES PASAR IGNORANDO A ALGUIEN QUE NECESITA DE TU AYUDA, por lo tanto siempre desde pequeña mis padres me eseñaron a compartir mis cosas porque hay una diferencia y es que dar lo que sobra es dar limosna... BUENO NO SE QUE ME HA PASADO PERO ME HA GUSTADO TU POST DE HOY me has hecho reflexionar, un beso CHICA muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Mónica dijo...

Alucino con las peleas de marujas en el súper...
Yo no me peleo, pero odio que alguien trate de colarse en el súper...

Un beso

tia elsa dijo...

Tu papi estuvo enfermo? Tendré que ir a leer los otros post, un mes sin visitarte es mucho tiempo, pasan cosas en la vida de la gente. En cuanto a tu consigna quizás ese hombre tenía una vida digna y por alguna razón perdió su trabajo y se quedó sin dinero por eso pide como avegonzado, en este mundo tan inestable nadie está libre de ello, besos tía Elsa.

Ezne dijo...

La verdad es que una persona que se ve en la calle (quitando a aquellos que lo hacen ya "como negocio") pero acusados por la necesidad, me parece muy triste, y siempre dejo unas monedas.

Lo que me parece para alucinar son ese tipo de peleas en la cola, que vergüenza!!!!!!! Por cinco minutos más!!! A mi me da rabia también, y yo si alguien detrás de mi lleva menos compra siempre le digo que pase antes porque no me importa esperar un poquito más (una vez un chico extranjero le dije que pasara y no me entendía, y le volví a insistir y se quedó ALUCINADO, me miraba como diciendo ¿Y esta que me deja pasar????)

Como dicen siempre, hay gente pa tóoo

Un beso!

susana dijo...

Hay gente que paga sus frustraciones con los demás, aunque yo, si se me cuelan no me callo, pero tampoco armo un escándalo. Pobres así también he encontrado yo y dan mucha más pena que los otros. ¿Verdad?.
Diferencia, no hay ninguna más que las circunstancias de cada uno. Un beso.

MAR DE LUNA dijo...

Qué rabia me dan las peleonas estas!!! Anda vete a desahogarte a otra parte!!!
REferente a los que piden pufff mis sentimientos son encontrados, por una parte me dan mucha pena y por la otra pienso...realmente no tiene otra salida que ponerse a pedir? No se....
Feliz lunes guapa!!!

Javier dijo...

A los del organillo en el metro nunca les suelto nada. Tengo la impresión de que son unos profesionales. Pero con los del super ya es otro cantar. Algunas veces nos rascamos el bolsillo (depende mucho de como veamos a la persona que está pidiendo), pero la mayoría de veces, ypor idea de Anna, les hacemos la compra. Te piden cosas muy basicas, leche, galletas, conservas de consumo frio (atún, paté), pan de molde, embutido... Y la verdad, después de soltar una pasta en cosas superfluas para nosotros, no me importa gastar diez eurillos más en dar comida a alguien. Y no es por caridad, te lo juro, es que creo es muy injusto que algunos pasen hambre en esta sociedad de la opulencia y el despilfarro.

Por cierto, nosotros también compramos en el Lidl.

Oscar García dijo...

Lo dice un tema de hip hop bastante bueno: ¿la diferencia entre tu y los que aparcan coches en mi barrio? supongo que es el traje (era algo así)

¿Mucho sexo y estas triste? Bueno, no todo en la vida es sexo jeje. Los domingos suelen ser así.

Un beso.

Pegotitos dijo...

Supongo que la diferencia entre el que está en la calle pidiendo y el que pasa por su lado es un punto de mala suerte. Pero también los hay que se han profesionalizado en el tema de pedir y, por ejemplo, en las grandes ciudades las esquinas las manejan grupos que saben que se saca muuuuucho dinero de esto. No digo que sea el caso del hombre que viste, pero te sorprenderia saber el dinero que llegan a sacar. En mi caso, jamás doy limosna. Y cuando realmente veo que el que sea lo necesita, les doy comida. Aunque más de una vez me he encontrado con la respuesta: "No, yo lo que quiero es dinero, ¿Qué quieres que haga de un bocadillo?"

Ana dijo...

No entiendo lo de las marujas...Me ponen de los nervios...
Muchos besos.

teatrera dijo...

A mí me da la impresión que los hay que sacan más pidiendo que yo aquí muerta del asco.
Igual si les enseñara una nómina me daban ellos a mí.

BIRA dijo...

Espero que hoy lunes estés mejor y que a tu Papi le den el alta. Eso lo primero.

En cuanto a lo que comentas del super, mira, marujas con griesca hay en todas partes, aunque a las listillas que pretenden colarse más de una vez me he quedado con ganas de soltarles un soplamocos!

Más espinoso es el tema del hombre que estaba pidiendo. En casa siempre he oído decir que es infinitamente mejor dar que pedir, y creo que con eso lo digo todo. Debe ser muy triste tener que llegar a eso.

saludos!

Amanda dijo...

En este tema del limosneo lo tengo mas que claro, clarisimo: No suelto ni un santo duro. Llamame egoista, insultame o como quieras pero...lo siento, es superior a mis fuerzas. No me los creo.

Hace tiempo vi un reportaje en la tele y me quede muerta de lo mentirosos que son y de como se aprovechan de la gente que les da dinero con sus caras de pena.

Ademas durante algunos años vivi en una zona mas que lamentable, donde la mayoria de mis vecinos eran pedigueños y similares y ni te puedes hacer una idea de lo que hacen y lo que se inventan para conseguir pasta y algunos sin necesidad.

Le doy toda la ropa que no uso a Caritas, ayudo a alguna que otra ONG puntualmte pero jamas, jamas doy a alguien que pide en la calle.

Besos,

Amanda

Por cierto, hoy he escuchado esa cancion de la oreja en la radio y me he acordado de ti.

simplementeyo dijo...

La diferencia es sin duda q a unos nos ha sonreido la suerte, espero no estar nunca del otro lado. A mí cada vez q veo a alguien pedir se me encoge el alma. besos